Reuters: Las presas de relaves aguas arriba plantean riesgos de estabilidad mucho más altos, según estudio.

El tipo de represa más extendido que se utiliza para almacenar desechos mineros es casi dos veces más inestable que la instalación de relaves promedio, mostró un estudio global el 5 de marzo de 2021, que destaca el riesgo de las llamadas técnicas de construcción «aguas arriba» que algunos países han prohibido. La preocupación por las presas de relaves se intensificó después del colapso mortal de la instalación río arriba Brumadinho de Vale en enero de 2019.

Aproximadamente el 10% de todas las instalaciones encuestadas habían informado de un problema de estabilidad, encontraron los autores, pero esa cifra saltó al 18,3% para las instalaciones activas aguas arriba.

Se proyecta que el volumen de desechos mineros en todo el mundo crezca un 26% durante los próximos cinco años, según las divulgaciones de la compañía analizadas en el estudio publicado en Scientific Reports, una de las revistas de acceso abierto de Nature.

Las divulgaciones solicitadas por la Iglesia de Inglaterra y el Consejo Sueco de Ética cubren 1.743 instalaciones de relaves, lo que representa un promedio del 36% de la producción mundial actual de productos básicos. Un nuevo estándar mundial de relaves lanzado el año pasado no llegó a prohibir las presas aguas arriba.

Pero es poco probable que los inversores, los bancos, las aseguradoras y las comunidades locales apoyen su construcción debido a los elevados riesgos, dijo Adam Matthews de la Junta de Pensiones de la Iglesia de Inglaterra y uno de los autores del estudio. «Creo que encontrará un escrutinio enorme», dijo.

Una vista de la presa de relaves de la minera brasileña Vale, dos años después de su colapso, en Brumadinho, estado de Minas Gerais, Brasil, 23 de enero de 2021. Fotografía tomada con un dron el 23 de enero de 2021. REUTERS / Leonardo Benassatto

Alrededor de una quinta parte de las presas construidas en la última década han sido río arriba, encontró el estudio. Más baratos de construir, son más peligrosos porque sus muros están construidos sobre una base de residuos mineros fangosos en lugar de tierra sólida. Chile, Perú y Brasil han prohibido las estructuras.

Pero a nivel mundial, el uso de tecnologías alternativas como la «pila seca» o el desagüe para reducir los riesgos se ha mantenido estático entre el 3% y el 6% desde 1970, según el estudio. “Durante mucho tiempo, la industria minera ha podido tratar los relaves como una externalidad y no existían incentivos para adoptar innovaciones para gestionar los relaves de manera diferente”, dijo Daniel Franks, autor principal y profesor de la Universidad de Queensland.

«Ahora que se ha convertido en una gran preocupación para los inversores, los gobiernos y la sociedad, existe una oportunidad real de adoptar la reforma». El estudio pidió una mayor participación de los inversores con empresas que no responden, incluidas las mineras de propiedad privada o estatal.

Fuente: Reuters ( Reporte de Helen Reid en Johannesburgo y Jeff Lewis en Toronto, Editado por Ernest Scheyder y David Evans)

Foto: Reuters